sábado, enero 28, 2017

EMPEZANDO POR LA PUNTA...

Vamos a empezar por la punta es una expresión muy interesante que ya hace unos años suelo oír con bastante frecuencia. Hoy viene al pelo para iniciar las entradas de este año, cumplir mi compromiso de una entrada al mes y de paso escribir sobre un montón de cosas que van pasando en mi vida y por supuesto en nuestro baloncesto.
Aprovecho una estancia obligada en casa por motivos de salud, parece que tengo algo más que un simple resfriado o una desagradable gripe, y me pongo manos al teclado entre una toma y otra de antibióticos variados más mucolíticos a granel, verdaderamente estoy hecho polvo. Creo que mi ritmo de vida actual no es el más adecuado, aunque tampoco se muy bien como hacerlo de otra manera, tengo que seguir peleando por intentar que las cosas vayan un "poco" más rápidas de lo que van, la administración y mi forma de trabajar van en líneas completamente opuestas. Espero que en un par de días esté otra vez en la forma adecuada para seguir en esa lucha tan particular.
Nuestro baloncesto ACB se ha complicado de manera notoria, es cierto, y creo que todos lo tenemos claro, jugar dos competiciones con un equipo al que ni las lesiones ni tampoco las decisiones han respetado ni siquiera un poco. El equipo de salida parecía suficiente para competir a esos dos niveles, luego se ha comprobado que el juego interior podía tener alguna fisura importante. 
Primero fue la lesión de Soko, un alero alto que incluso podía ayudar, y mucho, en la posición de cuatro. Por las razones que sean y solo aplicables a la propiedad del club, no se le buscó sustituto a una pieza que parecía complementaria pero que luego se ha visto que era mucho más importante de lo que parecía. 
Luego, y ya metidos en una racha negativa, se vendió, parece que por una cantidad importante, a Vitor Faverani al FC Barcelona. Faverani era la referencia del juego interior, su calidad es incuestionable antes y después, pero su implicación en la forma de jugar de este equipo dejaba muchísimas dudas jornada a jornada. Su calidad en el juego interior está más que contrastada, en el Barça ya lo saben desde su primer partido.
Otra historia muy diferente es de quien era la culpa de que el equipo jugara como jugaba. Faverani se marchó y se trajo un pívot totalmente diferente, Kevin Tumba, un interior físico, defensivo, intenso y con poco talento ofensivo, o eso deben creer sus nuevos compañeros hasta el momento, salvo en balones doblados cerca del aro o en segundos tiros tras rebotes ofensivos.
Antes de debutar Kevin también se lesiona Martynas Pocius, que después de algunos mese complicados parecía haberle tomado la medida al equipo y a su juego. 
La racha negativa se ampliaba y la lesión de Soko, sin sustituto se ampliaba en el tiempo, y la falta evidente de equilibrio en el juego se traducía en derrotas que llevaron al club a romper la cuerda por el lado más débil. Con eso no quiero decir que Oscar, al que aprecio y respeto como entrenador, no tuviese responsabilidad en tanto desastre continuo. La evidente excesiva dependencia del equipo del juego de Campazzo, la falta de equilibrio entre un juego interior prácticamente inexistente y un exceso de tiros de tres puntos, más el divorcio con una parte muy específica de la afición fueron suficientes motivos para cortar a Oscar Quintana y volver a firmar, tras aclarar un malentendido sobre su adiós de hace unos meses, a Fotis Katsikaris.
Ya está Fotis al mando, un excelente entrenador sin ninguna duda, pero salvo que yo esté muy equivocado a este equipo le faltan muchas cosas en este momento para afrontar lo que se les viene encima. Mañana, sin ir más lejos, juegan en Manresa frente a un equipo que o empieza a ganar o está condenado al descenso, éste será el segundo test del griego en una semana y todavía no ha llegado nadie a sustituir a Soko o a Pocius, salvo hacerle ficha ACB al yeclano Jose "Chumi" Ortega en un momento muy complicado para ganar minutos, espacio y galones. Todo eso con Sadiel Rojas tocado, vaya panorama.
No lo tienen fácil para mejorar, y esto lo digo como entrenador, no se muy bien si al equipo le hace falta un alero alto para sustituir a las bajas, un alero alto que pueda jugar minutos de calidad en el interior o ambas cosas, un alero que anote y un grande que sepa jugar en el poste bajo y genere juego desde esa posición. 
Hace años que no estoy en el negocio de la ACB pero me da la impresión, a mi al menos me lo parece, que con lo cobrado por Faverani se podría intentar algo más, aunque supongo que por lo hecho en las temporadas anteriores deben estar en ello y no les está siendo nada sencillo por lo que parece a estas alturas. 
Manresa fuera y seguido tres partidos más, en Fuenlabrada de Eurocup el martes, Real Madrid en casa el siguiente domingo en casa por la tarde y supongo que televisado, el miércoles después al potente Lokomotiv Kuban en el Palacio también para terminar esta fase de Eurocup y terminan el periplo el domingo en Badalona frente al Joventut, una auténtica locura en las dos próximas semanas con un equipo muy justo y por desgracia en una dinámica de resultados y lesiones muy mala desde hace semanas. La capacidad de un entrenador de la categoría Fotis Katsikaris para cambiar lo que tiene por delante es una prueba muy dura para afrontar por cualquiera, sea cual sea su nivel o su experiencia.
En la liga EBA las cosas han cambiado poco en casi todos los aspectos, al menos en todo lo que concierne a nuestros equipos en dicha competición. 
El Myrtia sigue líder en el Grupo E aunque sumó su primera derrota en su casa y el filial del ACB, el Ucam, se mantiene en segunda posición a tres victorias del equipo de Quini García, aunque tengan un partido menos, el que se aplazó el fin de semana pasado. Justo detrás de los nuestros está el UPCT Cartagena con cuatro triunfos menos que el líder y a solo uno del Ucam a falta de cuatro jornadas para terminar esta primera fase que clasificará a los cinco primeros para jugar por el ascenso.
El Myrtia parece que recupera a Juani Jasen, el argentino ha estado de baja durante semanas, y hace unas semanas probó al alero internacional de Gabóm Therence Mayimba que al final no respondió a las expectativas del entrenador. Parece que además de recuperar a Juani Jasen, los de Quini García tienen alguna novedad en forma de nuevo fichaje en las próximas horas. Está claro que el Myrtia no está jugando nada bien en las dos últimas jornadas jugadas en el Príncipe de Asturias, derrota frente al Valencia, filial del ACB, un equipo muy joven al que ya le habían ganado a domicilio, y victoria apurada frente al colista Almassera son sus últimos encuentros, hoy tiene una buena prueba para ver su realidad en su desplazamiento a Lliria
El filial del ACB pierde temporalmente a su mejor hombre hasta el momento, Jose "Chumi" Ortega, que ahora tiene licencia ACB y esta noche recibe al UPCT Cartagena en el Palacio de Deportes. La semana pasada se aplazó su partido en Alfas del Pi y éste partido junto al de hoy frente a los cartageneros marcará su camino en las próximas jornadas, su entrenador, Kuko Cruza, tiene un reto complicado por delante aunque la calidad de sus jóvenes jugadores ya está contrastada.
Los de Cartagena perdieron estas navidades a sus tres jugadores extranjeros tras las navidades al no tener los papeles de extranjería en regla, pero curiosamente su error les salió redondo pues suman tres victorias en tres jornadas y el fichaje a toda prisa del USA Stephon Carter, que jugaba en La Roda, junto al protagonismo que ahora tienen jugadores como David Álvarez, Javier Santabarbara, Alberto Ballesta o el mismo Gonzalo García los ha hecho crecer de forma muy interesante. Su resultado de esta noche frente al Ucam les puede dar un mes de enero perfecto.
Lo último de Joaquín Sabina, recién salió como dirían los argentino, es una buena forma de terminar esta primera entrada del año. Yo casi que estoy como él, casi que lo niego todo...Lo Niego Todo.

lunes, diciembre 19, 2016

LA ÚLTIMA DEL AÑO...NO ESTOY SEGURO.

He repasado con detalle las entradas del año y veo que con esta se cumplen la docena, pensaba que me faltaba alguna más pero parece que con esta segunda en el mes de diciembre cumplo mis expectativas de principio de año. Lo malo es que una más no estaría bien, por aquello del doce más uno, con lo que me tendría que apretar para hacer un par de ellas más como mínimo.
Los lectores de ésta bitácora han disminuido de forma importante, es lógico y normal pues antes era prácticamente eso, un cuaderno de bitácora donde reflejaba cada una de mis peripecias, profesionales y deportivas. Ahora se ha convertido en reflexiones temporales que muchas veces llegan tarde o incluso no les interesa a nadie. Soy consciente de ello y ni tengo ganas, ni pretendo, de crecer en mis expectativas de sumar lectores. Que cada uno consuma, en este caso que lea, lo que quiera que yo escribiré de lo que me de la gana. Y esto lo digo sin ninguna acritud para los que se han quedado en este ya largo camino.
En una de mis últimas entrada comentaba que en mi trabajo del día a día trataba de usar el sentido común, ese que algunos dicen que es el menos común de los sentidos, junto a la experiencia de una vida dedicada al deporte en todos los ámbitos, parece que ambos aspectos no son del gusto de alguno, alguno que por cierto no se muy bien que ha hecho en su vida para darse el gusto de opinar sobre el resto, preparados o no.
Yo sigo entrenando mi sentido común a sabiendas que no lo tengo fácil, más cuando siento que las voces de unos pocos, muy pocos diría yo, siempre se oyen más que las de los que están por encima de expresar sus ideas en redes sociales o en cualquier ámbito público. 
Es la parte menos amable de mi trabajo, lo se y cada día que pasa trato de gestionarlo de mejor manera posible para que no me afecte ni a nivel personal ni profesional. Seguiré trabajando duro en ello.
Ahora vienen fechas de celebraciones y en mi caso tengo muchas por delante, hace unos días se cumplieron 30 años de mi relación directa con Murcia y a mi me sigue pareciendo que fue ayer cuando llegué para entrenar unos meses al Juver, aunque es verdad que por medio han pasado muchas cosas. 
Viene la Navidad con todo lo que conlleva de recuerdos, emociones contenidas, incluido mi sesenta cumpleaños, que mi cuerpo ya empieza a sentir como que son muchos más de los que me gustaría. Además se cumple año y medio en esta Concejalía de Deportes y Salud, seguro que mucho más de lo que puede y debe aguantar, a la salud me refiero, esta estructura física que me mantiene en pie.
Feliz por seguir cumpliendo, eso si, pero consciente de lo rápido que ha pasado esta etapa de mi vida. Es una sensación que se acrecienta con el paso del tiempo y yo sigo tratando de apurar cada momento como si fuese el último, es otro de los aspectos de mi vida que ahora tengo muy claro.
Mi trabajo sigue acaparando mi tiempo y mi atención casi al 100% y cuando tengo un rato de esos que algunos llaman libres, solo se me ocurre coger la esquina de mi sofá y quedarme dormido casi automáticamente. Encima, enfrente hay una serie de personajes, creo que es la forma más educada de llamarlos, que empiezo a entender que su casi único trabajo consiste en criticar y echar por tierra el trabajo que hacemos, desde los detalles más pequeños y nimios, con la más mínima repercusión social, a cualquier proyecto más que importante para nuestro municipio. Ya se que son las reglas del juego, como dicen muchos, pero son unas reglas no escritas que no entiendo para nada; y más cuando esos personajes de los que escribía antes tienen tan poca esencia, por no decir otra cosa.
El trabajo en equipo, es una gran ventaja tener buenos colaboradores, hace las cosas un poco más fáciles y llevaderas dentro de la complejidad de todas y cada una de las cosas que tenemos por delante. 
Estos días, los más lluviosos en Murcia en los últimos treinta años, hemos vuelto a vivir un montón de momentos de tensión originados por esa intensa lluvia que aunque avisada nunca deja de levantar sorpresas en negativos en muchos aspectos. Los carroñeros de siempre, de un lado y del otro, enseguida se apuntan a intentar manchar un trabajo duro e intenso que nos ha tenido en vilo a todos los que formamos parte del equipo de gobierno de nuestro ayuntamiento. Creo que hablar y acusar de falta de previsión, de cuatro gotas y media, de falta de información y de otros aspectos relacionados con este fenómeno metereológico que nos ha azotado es simplemente de eso, de carroñeros. Sean del signo que sean, son auténticos carroñeros que representan a muy pocos y si lo hacen, además, es porque realmente no los conocen. Y con eso lo digo todo. 
En el baloncesto ACB, el nuestro claro está, la situación no mejoraba en donde tiene que mejorar, básicamente en los resultados. 
Después de caer en Málaga frente al Eurocup en la prórroga y tras un excelente partido, el equipo viajó a Tenerife y solo en los primeros minutos del partido los jugadores de Oscar Quintana estuvieron a la altura de las circunstancias. Faverani, que estuvo muy bien en Málaga, volvió a no dar la talla frente al Iberostar y su floja actuación, exactamente igual que la de Antelo y la mayoría de sus compañeros, no significaron grandes problemas para un Javier Beirán a gran nivel y el resto del equipo de Vidorreta, que sin ninguna duda están en un gran momento de juego. Las expectativas de los unos y los otros a estas alturas son evidentemente muy diferentes en todos los aspectos. Por cierto, espero poder ver a Javier Beirán en las pistas, en este momento era un fijo de selección sin ninguna duda.
El UCAM recibió el pasado sábado al Bilbao Basket, un equipo muy sólido con altura, experiencia y anotación que estaba con seis triunfos y jugándose una plaza en la Copa del Rey, muy lejos de las tres victorias del Ucam que solo tenía por debajo al Joventut, también con tres ganados, y al Manresa con solo uno. Pero un sensacional Facu Campazzo, como en la mayoría de los partidos de la temporada pasada, lideró a su equipo para pasar por encima de los "Hombres de Negro" y arrancar un triunfo de nivel frente a temible rival. 
El base argentino junto al nivel medio del resto, con Marcos Delía, Pocius, Baron y Radovic como mejores complementos en ese teórico mejor quinteto, dominaron a los vascos en el primer y último cuarto, mientras que en el segundo y tercero, mantuvieron las diferencias para poner una sonrisa entre todos los que se dieron cita en el Palacio
Los "zombies" de los que hablaba el otro día no se atrevieron a salir a escena y el equipo se movió con mucha soltura y frescura en la pista, haciendo el baloncesto que buscaba Oscar Quintana desde hace semanas. 
Ahora tras este contundente 97 a 71 habrá que ver el nivel, otra vez, del equipo en Fuenlabrada contra un rival muy directo justo después de Navidad, el día 28 de diciembre para ser exactos.  Luego se recibirá al Estudiantes Movistar, dos días después de jugar en Fuenlabrada, el día 30 de diciembre y se volverá a jugar en casa el día 8 de enero frente al potente Valencia, tres partidos que les puede ayudar a dar un salto importante en la clasificación. 
En Liga EBA también se jugaron dos jornadas en estas dos últimas semanas y mientras el filial del Ucam sumaba una victoria y una derrota, en casa frente al Lliria y fuera en Paterna, los del Myrtia hicieron lo contrario, perdían su primer partido en Alfas del Pi y pasaban por encima del Cartagena en su último partido en casa. (imagen de Murciaenlacancha.es)
El equipo de Kuko Cruza se mantiene segundo con cuatro derrotas, tras caer en Paterna por un claro 84 a 68 en un partido donde los valencianos fueron marcando diferencias desde el primer cuarto para ganar con comodidad y superar de forma amplia el "basket average" entre ambas en caso de posible empate. Tras el parón navideño recibirán al duro Benidorm, con una victoria menos que los filiales, en otro duelo directo entre los que aspiran a jugar en el grupo por el ascenso.
Los de Quini García, el Myrtia, perdieron su imbatibilidad en Alfás, muy necesitado de victorias, en un partido para olvidar, 78 a 75 para los alicantinos en un encuentro donde el Myrtia no encontró nunca su sitio aunque tuvo oportunidades hasta la última posesión donde pudieron forzar la prórroga.
Luego, tras una semana complicada de entrenamientos por pequeñas lesiones, Quini encontró la mejor versión de los suyos en lo que va de temporada para ganar de forma amplia y merecida a un Cartagena, equipo que entrena Paco Guillem, que venía de ganar cinco partidos seguidos pero que nunca dio la impresión de estar dentro de este duelo. Los tres norteamericanos del equipo departamental sumaron 20 puntos entre todos y con esa aportación era difícil ganar al líder.
El control defensivo de Samuel Alcaraz sobre Jared Grady, el mejor exponente ofensivo de los cartageneros, dio la base para ir ampliando las ventajas desde la primera parte, 43 a 24, hasta el definitivo 87 a 55. Jorge Lledó jugando de alero, la mayoría del tiempo, dominó a todos sus rivales y el buen juego interior, con Juan Oliva, José A. Fernández, Marcos Molina y Antonio Sánchez Cutillas, fueron una perfecta combinación que unida al buen juego colectivo de sus exteriores sirvieron para sumar la décima victoria en las once jornadas disputadas. 
Tras la Navidad viajarán a Valencia para jugar frente al Puerto Sagunto, que con cinco triunfos lucha por estar en el grupo de arriba, otro partido trampa para el líder del grupo.
Semana que termina con la Navidad, en fin de semana este año, fiesta de sentimientos y de recuerdos... Yo además cumplo la friolera de 60 años, que son un montón de ellos, la mitad de ellos en Murcia, una fecha importante para acordarme de los míos que ya no están físicamente con nosotros pero que siempre los tenemos en el corazón.
Termino con un villancico de mi tierra que me encanta, se llama Lo Divino y es una auténtica maravilla, encima en las voces de Los Sabandeños... que recuerdos...

sábado, diciembre 03, 2016

LLEGÓ el FRÍO...

Pues si, llegó el frío, ese que parecía que no llegaba nunca y ese frío, con el gris que se acompaña, que además parece que influye en casi todo... en nuestras relaciones personales, en nuestro trabajo, en nuestra vida más cotidiana, es lo que toca y nos toca entenderlo de esa manera.
Ya dije hace unas semanas que trataría de igualar las entradas que faltaban para poder terminar el año con esa docena que representa una al mes como mínimo, con ésta creo que solo me faltará una para cumplir ese compromiso. 
Espero que esta frialdad ambiental me ayude a estar algunas horas más en casa y pueda poner al día algunas reflexiones muy personales. La idea sigue siendo la misma, escribir un poco del día a día, a nivel muy mío, y por supuesto de ese baloncesto que nos acompaña más cerca. 
Cuando voy camino de cumplir año y medio en el cargo que ostento y a menos de un mes de sumar los sesenta años, que no son pocos, sigo sin entender la mayoría de las cosas que pasan en eso que algunos llaman política. 
Ya se que lo que algunos llaman política municipal tiene poco que ver con el grueso de esa palabra que tan poco gusta desde hace muchos años por razones obvias ligadas a los personajes que durante años hemos relacionado con la misma. La mínima importancia que el resto de grupos políticos dan al deporte es algo tan lamentable que solo es necesario dar un repaso a las personas que en teoría son responsables de este área y te sobran palabras. Yo sigo creyendo en lo mismo, sigo creyendo que invertir en deporte es invertir en salud, en formación, en educación, en valores y en muchas otras cosas que siempre son positivas. Eso, tan sencillo, parece que no lo entiende nadie de esos que ahora se llaman la nueva política y muchos menos los que llevan años y años viviendo del servicio al público.
No vale la pena escribir mucho más de este tema, al menos en esta entrada, ni me gusta ni me siento cómodo escribiendo de esto. 
Es lo que me toca y voy a seguir tratándolo de hacerlo lo mejor posible, ese es mi compromiso y mientras el cuerpo aguante las ganas no van a faltar, de eso estoy muy seguro. Trataré de hacer uso de la experiencia de más de cuarenta años en el deporte en casi todas sus facetas y el sentido común, aunque soy muy consciente de que lo que para muchos es de una manera, para otros es muy diferente. Me hago mayor, la edad así lo dice, y eso es algo que no se puede remediar pues los signos físicos y mentales suelen ser un reflejo de esos años que van pasando, para bueno y para malo. La pasión ha sido mi compañera en cada una de mis acciones, para lo bueno y para lo malo, y seguirá siendo mi amiga o mi mayor enemiga en esos momentos más complicados de mi vida.
En este baloncesto que todos vivimos con mucha intensidad, por lo menos para los que leen este blog, también se mueven esos cimientos que hasta hace unas semanas parecían muy fijos. 
Nuestro equipo de ACB, y digo nuestro porque creo que se llame como se llame es un poco nuestro por historia, por vivencias y en mi caso por razones muy personales que son muy obvias, atraviesa un momento complicado de resultados en la liga ACB y eso ha sido el detonante para que esos que llevan mucho tiempo desaparecidos vuelvan de las tinieblas como si fuesen auténticos "zombis", dispuestos a comer carne muy viva y muy fresca. 
Las lesiones no han respetado a un equipo hecho con bastante conciencia de que tenía que jugar dos competiciones muy duras. Los problemas físicos de Faverani, Antelo y Pocius, y las duras lesiones de Campazzo antes y ahora de Soko, han sido y son un problema real que pocos de esos muertos vivientes han tenido en cuenta y eso que a día de hoy este grupo de jugadores con su entrenador incluido ya está clasificado, hace dos jornadas, para seguir jugando en Europa y que ha tenido dos o tres muy malos partidos en nuestra liga nacional. La derrota frente al Obradoiro ha sido el momento que esos esperaban para saltar como fieras para protestar por casi todo... 
En ese grupo, muy heterogéneo por cierto, hay casi de todo, caza espectáculos, fanáticos deportivos, entrenadores frustrados que no han empatado con nadie o casi nadie, enterados profesionales que una vez jugaron al baloncesto y así un largo etcétera de extraños personajes que no se dan cuenta que con su actitud en los partidos o en las redes sociales solo hacen daño a nuestro equipo, que ahora se llama Ucam Murcia.
Es mi opinión muy personal como entrenador de baloncesto, como aficionado al juego que amo y como partícipe de esa historia reciente de los treinta años que hace unas semanas cumplí en Murcia. Alguna gente tiene muy poca memoria, incluso reciente, y además de ofender al actual entrenador por lo que algunos creen una gestión poca acertada de sus recursos, son capaces de faltar al respeto a jugadores como Facundo Campazzo o algún otro que han hecho posible que este equipo juegue una eliminatoria por el título la temporada pasada y hoy nos hacen factible jugar una Eurocup con equipos como el Zenith de San Petersburgo, el Bayern Munich o el Unicaja de Málaga, tras de los clubes más grandes del baloncesto europeo.
Yo, como entrenador profesional durante muchísimos años, también haría cosas muy diferentes a las que hoy hace Oscar Quintana, es cierto, pero el tiempo y la experiencia me ha enseñado que quien mejor conoce a su equipo es quien está con ellos en el día a día, quien vive con los jugadores sus momentos buenos y malos, quien ha estado de acuerdo con ficharlos y quien además vive, sueña y quiere siempre ganar, en eso no tengo ninguna duda de que Oscar quiere lo mejor para su equipo. 
A mi me gustaría que existiera mayor respeto a un entrenador con una dilatada carrera deportiva y profesional, pero eso obviamente no depende de mi. Creo que poner un partido de Eurocup a las seis y media de la tarde solo sirvió para que el cabreo de muchas encontrara un cabeza de turco muy fácil, era una espoleta muy fácil de arrancar y el club, o el responsable de esa decisión, ayudaron muy poco en ese sentido. Lo siguiente fue que un equipo que cuesta casi diez veces más que el nuestro, y al al que demás ya le ganaste en su pista, te pase por encima. Con esos detalles era fácil vivir lo vivido.
Yo quiero ser optimista para el futuro, a corto y medio plazo, aunque reconozco que con ese ambiente es muy complicado trabajar para cualquiera. Este equipo seguirá jugando en Europa, pase lo que pase en Málaga frente al Unicaja y eso debe servir para terminar de recuperar física y anímicamente al equipo que todos queremos ver ganar.
Jugar por la Copa del Rey está muy lejos, no imposible de forma matemática, pero a cambio volveremos a tener a grandes y diferentes equipos de Europa, además el camino para jugar otra vez por el título está tan lejos o tan cerca como cualquiera lo quiera ver.
Este fin de semana toca descanso, luego complicado viaje a mi isla para jugar con el Tenerife Iberostar tras cerrar unos días antes su participación en la primera ronda de la Eurocup en Málaga, después recibir al Bilbao, viaje a Madrid para jugar con Fuenlabrada y terminar el año recibiendo al Estudiantes en Murcia. No, fácil no será, pero quien dijo que sería fácil.
En liga EBA este fin de semana que no hay ACB para Murcia, ni en casa ni fuera, hay una buena oportunidad para ver a los dos equipos del municipio de Murcia, primero y segundo en este grupo de la competición, para dilucidar quien es mejor a día de hoy, ver el momento de unos y otros, ver esos jugadores jóvenes y más expertos de Murcia o que han hecho de esta tierra su casa, que son los mejores jugadores de nuestro baloncesto más local. El Myrtia de Quini García juega de visitante en su propia pista frente al filial del Ucam Murcia que tiene su pista, el Palacio de los Deportes, ocupado por la mejor gimnasia rítmica del momento en España por la disputa del campeonato nacional de conjuntos en todas las categorías. Los más jóvenes, los que entrena Kuko Cruza no tienen ninguna presión, son los filiales y estos partidos solo sirven para ver acumular experiencia y quitarle la imbatibilidad al Myrtia sería un paso adelante para algunos de esos chicos. 
Mañana sábado a las 19,00 horas en el Pabellón Municipal Príncipe de Asturias... 

Un poco de música para terminar esta entrada de frío, de zombis, de baloncesto y de mis cosas, que al final el blog es muy mío. Música de los murcianos M Clan y su versión tan especial de LLamando a la Tierra, un auténtico lujo de canción en todos los sentidos.

viernes, noviembre 11, 2016

DOS MESES Y PICO DESPUÉS...

Alguno pensará, y seguramente con razón, que si no soy capaz de cumplir mis compromisos personales es complicado que pueda cumplir otros. Lo sé y no me importa, la única razón que ha logrado apartarme de esta forma de expresión tan personal es mi trabajo y el poco tiempo que me queda libre para poder atender esta apuesta de tantos años, como ella misma se merece. No tengo tiempo ni para correr, otra válvula de escape que me ayudaba a conciliar muchos aspectos e intentar estar dentro de ese equilibrio que tanto buscamos en nuestro camino.
Mis entradas de septiembre y octubre las tengo que recuperar antes de que termine este mismo año, tengo muchas razones para ello y trataré de desgranarlas en esta entrada. El baloncesto sigue siendo el eje central de este blog, es cierto, pero lo que pasa alrededor, incluido mi estado de ánimo, condiciona cada una de estas aportaciones.
Mis constantes vitales, al menos en optimismo y ganas de trabajar, son las mismas que las de hace treinta años cuando llegué a Murcia, por cierto que en solo queda un día para que se cumpla esa treintena de años, por eso trato de no desfallecer en el intento de seguir dando vida a la bitácora de mi baloncesto y de mi vida. 
Como escribo desde hace unos meses, cuando me colé en esta aventura de la que tan poco sabía, no podía imaginarme, ni por asomo, el grado de implicación que conlleva si de verdad quieres hacer las cosas para que los resultados sean los mejores posibles. Ya han pasado más de diez meses y parece que fue ayer cuando juré mi cargo de concejal de deportes y salud del ayuntamiento de Murcia, todo pasa muy deprisa y me parece que esto va "in crescendo" cada día, cada semana, cada mes... no será nada fácil, lo sé. 
En esta ocasión no voy a cansar a los lectores con mis cuitas en ese mundo tan raro en el que me toca moverme ahora. Es tiempo del baloncesto, ese baloncesto que tanto añoro y tanto quiero, ese que me trajo a Murcia hace treinta años, ese que me ayudó a conocer a mi compañera de camino, ese que me inspiró para hacer lo mejor que he hecho en mi vida, que no es otra cosa que mi hijo. Han pasado muchas cosas, el tiempo me quitó a mis referentes en la vida, aquellos que me dejaron apostar por lo que quería, pero no me puedo quejar de como ha sido este camino hasta el momento.
Algunas tardes, cuando me siento muy abrumado por las cosas que van sucediendo en mi trabajo, me bajo a esa pista del palacio que tanto conozco, me siento en el banquillo, ese que fue muy eléctrico muchas veces, y disfruto del entrenamiento, solo eso. Me sobran solo diez minutos de reloj para recargar pilas... balones, jugadores, defensa, contrataque, sudor, intensidad, rebotes, bloqueos, entrenador, ayudantes... me son suficientes esos diez minutos para volver a sentarme en mi despacho y seguir en la pelea.
Estamos de enhorabuena en Murcia, nuestro baloncesto, nuestro equipo, nuestra ciudad se enseña en Europa y además en ciudades de gran tradición de baloncesto europeo, Munich, San Petesburgo, Podgorica y Málaga, dentro de unas semanas, son grandes sitios para cumplir un sueño que empezó hace tres décadas y que a día de hoy hace muy felices a muchos aficionados a eso que de una manera u otra es mi vida, el baloncesto. Cuando entrené al Juver en la temporada 86/87 en aquella Primera B de entonces, yo soñaba con victorias, triunfos, ascensos y de lejos, muy lejos, ver el baloncesto de Murcia en Europa. Otro sueño cumplido que nos hace crecer a todos, yo, de muchas maneras, me siento parte muy activa de esta historia.
He visto todos los partidos de la primera vuelta en esta primera fase de la Eurocup y a mi me parece, que salvo situación muy desfavorable, esas tres victorias en cuatro partidos ya casi los tiene clasificados para la segunda fase con dos partidos por jugar en casa, Bayern y Zenith, y dos viajes pendientes a Podgorica y Málaga
La última victoria, la tercera en cuatro partidos, frente al Unicaja en el Palacio de los Deportes, fue un triunfo de verdadero prestigio. Sin poder contar con Facundo Campazzo, Oscar Quintana dirigió muy bien a su equipo dándole el espacio necesario a Billy Baron y Pedro Llompart para que ellos, junto al talento de Vitor Benite y el espíritu de Sadiel Rojas, ese que contagia a compañeros y público, dando entre todos una victoria teniendo como enemigo a un equipo con amplia experiencia en Eurocup, con presupuesto que multiplica por tres o cuatro el del Ucam CB Murcia, eso tiene mucho valor, y se muy bien de lo que escribo.
Yo creo que todos, hasta el momento al menos, somos conscientes del buen nivel que da el equipo en la competición europea y las dificultades, en juego y resultados, que ahora mismo pasa en la liga ACB
Es curioso verlos jugar tan mal frente al Gran Canaria, independientemente de la lamentable actitud y trabajo de los los árbitros en ese partido, o en Zaragoza frente al Tecnyconta o en Andorra y la excelente imagen dada frente al Unicaja o el Zenith, es muy complicado de entender, incluso para mi con la experiencia de tantos años en el baloncesto.
La situación de la liga ACB con dos triunfos y cinco derrotas, empieza a preocupar a unos y a otros. Se alivió la nómina con la salida de Víctor Arteaga y la llegada de Julen Olaizola, pero ese no es un cambio de referencia. El problema, siempre bajo mi punto de vista, radica en el escaso rendimiento del equipo fuera de Murcia, con muchos altibajos en su juego y sin ninguna referencia de peso en el interior. 
Creo que cuando Faverani rinda al 50% de lo esperado, el equipo subirá como la espuma. Y con eso no digo Faverani sea el responsable de la situación, pues jugadores como Antelo, Pocius o el mismo Billy Baron, no están jugando con el nivel y la regularidad que todos esperábamos hasta este momento.
En liga EBA buen inicio de los dos equipos de Murcia, imbatidos hasta hoy, en su grupo. El Myrtia que entrena Quini García está sacando provecho de una plantilla de gran calidad para esta competición, donde Jorge Lledo, Pepe Llorente, Juani Jasen y Juan Ballesta son auténticos lujos de experiencia y calidad. 
Si a tolo lo anterior, se le suma el gran arranque de Juan Oliva y la aportación de jugadores como Samu Alcaraz en el exterior o del veterano José Antonio Fernández en el juego interior, la plantilla parece lo suficientemente válida para seguir peñeando por esa primera posición y llegar a la lucha por el ascenso, aunque es muy pronto para hablar de ello.
El próximo sábado vuelven a jugar en el Príncipe de Asturias a las 19,00 horas y tendrán como rival a otro de los equipos de arriba, el histórico Lliria que jugó varias temporadas en la ACB y que siempre fue un referente del baloncesto valenciano. Importante marcar distancias con sus perseguidores, ya que los edetanos solo suman una derrota hasta el momento.
El filial del Ucam Murcia que esta temporada lleva Kuko Cruza es el otro imbatido de la liga y suma cinco victorias en las cinco primeras jornadas. Kuko ha logrado despertar a un grupo de jóvenes que junto al gigante ruso Nikolay Rogoshkin, van sumando y mejorando jornada a jornada. Jose F. Ortega, Chumi, es su punta de lanza y máximo anotador; el yeclano ya está en 100 de valoración y su juego en alza, junto a él destaca el pívot alicantino Sergio Mendiola, el exterior malagueño Juan Pedro Jiménez y el polivalente interior castellonense Javi Nicolau. 
El sábado tienen un hueso duro de roer en Cartagena a las 19:15 horas, los locales de Paco Guillém no conocen la victoria todavía y suman cinco derrotas a pesar de contar con tres jugadores USA y algunos jugadores de buen nivel como Pablo Carsellé o Alberto Ballesta. 
Para los de la UPCT es un complejo partido pues de sumar una nueva derrota volverán a complicarse las cosas como ya les pasó la temporada pasada donde terminaron descendiendo y solo gracias a los espacios libres en el grupo pudieron recuperar esta categoría. Será, sin ninguna duda, un partido donde las dinámicas de unos y otros pueden decidir, pero donde está muy claro que los de Cartagena se juegan mucho más.

Como voy a tratar de ponerme al día muy rápidamente, eso espero al menos, termino esta entrada como siempre con música de la mejor. Hoy aprovecho para hacerle un homenaje a uno de los mejores que se nos ha marchado en las últimas horas, Leonard Cohen. Un cantante, un poeta, un artista universal que tiene mi recuerdo para siempre. 
First We Take Manhattan...

viernes, agosto 26, 2016

REFLEX...IONANDO (y 2)

Creo que mi entrada sobre las chicas y su medalla tendrá sus detractores, es lógico y además si no fuese así sería bastante aburrido. Yo no estoy en posesión de la verdad solo doy una opinión que puede valer tanto como cualquier otra, mi vida ha sido baloncesto y más baloncesto, con lo que creo que ya que no he podido aportar en otras cosas al menos puedo dar mi opinión sobre lo que veo. 
Ya lo dije en la entrada anterior, el Reflex es un remedio fantástico contra los golpes, las torceduras y los dolores musculares. Por eso aconsejo que al que le duela, el Reflex le viene de perlas. Ahora incluso hay un gel como tratamiento tópico que va fenomenal. El baloncesto masculino en Río de Janeiro también tiene miga, aunque lo mejor que tiene es una nueva medalla olímpica para España, una de bronce que podía haber sido de plata, pero con el mismo valor por el esfuerzo del equipo y de sus técnicos.
Ya avisé a los detractores de siempre que aprovechan las redes sociales para saltar como hienas detrás de las víctimas heridas o casi muertas, que nuestra selección estaba viva y muy viva. El equipo perdió sus dos primeros partidos, Croacia y Brasil, pero ya dije que ese no era el final. 
Una vez más no me equivoqué, creía y creo firmemente en ese grupo de jugadores que comanda Pau Gasol y que tiene una calidad tremenda, tan tremenda que tras los americanos nuestro baloncesto es el mejor del mundo sin discusión alguna.
El error de empezar perdiendo nos relegó a jugar en semifinales con USA y eso, a lo mejor, nos privó de jugar una nueva final olímpica. Yo creo que se perdieron esos dos partidos porque otra vez la preparación no fue la correcta. 
Recordar que España, en esa Ruta Ñ millonaria para la FEB, jugó dos veces con una Lituania, aquella a la que le ganamos de 50 puntos en Río de Janeiro, y ganó por goleada a una serie de peritas en dulce que le pusieron por delante. 
España usó sus tres primeros partidos, Croacia, Brasil y Nigeria, para hacer preparación, lo que no entraba dentro de los cálculos, era que se perdiesen dos de ellos. Luego la historia ya la conocemos, se pasó por encima de una Lituania que encajó una derrota increíble y que no entraba en sus cálculos, aunque ellos en su particular historia de evitar a USA en semifinales, parece ser que no salieron muy convencidos de querer ganar. Una cosa es no tener mucho interés en ganar y otra muy diferente es que te hagan pasar el mayor ridículo de la historia de su baloncesto y eso fue lo que les pasó, ni más ni menos.
Tras esa victoria, tremenda, siguió otra victoria de prestigio frente a la potente Argentina que se jugaba no quedar última de grupo y cruzarse a la primera con USA, como luego pasó. Cruce de cuartos con la potente Francia y de nuevo otro triunfo de gran nivel, en un equipo que crecía cada vez más. En semifinales tocaba jugar con el más fuerte, USA, y otra vez un buen partido, en el que también se pudo jugar mejor y competir más pero creo que entonces también ellos hubiesen jugado un poco mejor. Ya estábamos en la lucha por el bronce y creo que con eso también se cumplía de sobra con nuestras posibles expectativas. Todos los agoreros que creían en el desastre nacional volvieron a fallar.
Ahora llega lo más complicado para mi, evaluar como lo hicieron unos y otros. Un equipo como el español que tiene un jugador como Pau Gasol tiene mucho ganado, aunque esa ventaja a veces se complica y los roles de unos y otros no llegan a conjugarse para jugar también como se jugó frente a Lituania, Argentina o Francia.
Sergio Scariolo, al que si conozco desde hace años, volvió a dar una medalla importante a nuestro baloncesto desde un puesto donde como casi siempre, tiene más detractores que amigos. El mal inicio y su empecinamiento en que jugara un Ricky Rubio, muy errático y desafortunado, lo volvieron a poner en la picota tras los dos derrotas iniciales. Sergio Llull y Rudy no encontraban su sitio, apenas miraban el aro, y Juan Carlos Navarro tampoco era el de años atrás, la gente se preguntaba que pasaba con Abrines, que estaba lesionado nos enteramos mucho después, y la rotación interior tampoco se entendía mucho, todo eso pasa cuando se pierde, cuando se gana nadie toma en cuanto esos "pequeños" detalles. Yo solo le puedo achacar la posible responsabilidad en una malísima planificación de una preparación tan importante, que tampoco tengo claro que fuera cosa suya.
En la dirección de los partidos creo que todos tenemos nuestra propia idea de como nos hubiese gustado, pero al final lo que queda es el bronce olímpico y eso solo está al alcance de unos pocos. Yo, por ejemplo, creo que Willy Hernangómez tenía que haber jugado mucho más, incluso al lado de Pau Gasol, exactamente igual que Víctor Claver, un extraordinario atleta que por fin encontró su sitio en el equipo.
A mi no me gusta mucho como ha jugado España, salvo en esos picos fantásticos en los tres partidos citados, pero no se si con esos mimbres se podía hacer algo mucho mejor. Sergio Scariolo terminó moviendo con criterio el banquillo y cambiando, con efectos positivos, la defensa en todas las alternativas que tenían preparadas. Como dice el dicho popular... Que venga otro y que lo haga mejor. Aventuro que está muy complicado. 
El puesto de base quedó en manos de Ricky Rubio, nuestro mejor defensor en ese puesto, y el toque aristocrático de mi paisano Sergio Rodríguez para cuando el equipo necesitaba puntos y alegría desde esa posición. Calderón asumió con una increíble empatía su no participación en el juego y se mostró como líder en el banquillo. Curioso para un base que había jugado muchos minutos de media en la dura NBA en más de 70 partidos en esta última temporada. Está claro que la situación estaba pactada y el extremeño cambió su juego, su dirección y su tiro, por ayudar a sus compañeros en todos y cada uno de los momentos delicados del torneo. Si él lo aceptó creo que ninguno de nosotros debe estar en disposición de criticar una decisión tan importante como esa.
La situación personal de Ricky, el reciente fallecimiento de su madre, no favoreció al de El Masnou al principio, pero poco a poco fue mejorando su rendimiento y eso elevó con creces el juego del equipo. Sergio Rodríguez estuvo bastante bien en líneas generales y sus puntos fueron importantes siempre, incluso con la medalla en juego. Estuvo decidido y aceptó su reto ofensivo y además mejoró ostensiblemente anteriores actuaciones defensivas. A mi me parece, siempre desde la distancia y el desconocimiento de lo más importante que se cuece en el día a día, que Calderón podía haber aportado en momentos puntuales, el equipo defendió mucho en zona y su mano podía haber hecho desde la larga distancia. Pero...
Los otros exteriores, escolta y alero bajo, se lo repartieron entre Sergio Llull, Rudy Fernández, Juan Carlos Navarro y Víctor Claver, el tirador Abrines ocupó plaza de palco en el banquillo y parece ser, digo parece ser porque no lo se muy bien, que no estaba en condiciones físicas de jugar. El "increíble" Llull se quedó en poco más de 7 puntos de media jugando muchos minutos, también es verdad que defendió como si no hubiese un mañana y aportó puntos en momentos importantes. Debe ser complicado jugar con un jugador tan bueno como Pau Gasol y para él siempre esa fue la primera opción. Dentro de nada él será una de las referencias ofensivas de este equipo, eso está claro, a mi, desde luego, es uno de los que más me gustó y su papel fue muy importante.
A Llull lo acompañaba en el quinteto y en minutos jugados su compañero Rudy Fernández, con el que creo que tenemos que quitarnos el sombrero. Actitud, garra, acierto, defensa, rebote, pelea con tipos mucho más grandes y más fuertes que él, en fín, que hizo un campeonato sobresaliente de menos a más y terminó siendo indispensable en ataque y en defensa. Le gusta la pelea más que un caramelo a un niño, y aunque a veces pueda parecer odioso a los ojos del rival, él sabe muy bien lo que quiere y lo que busca. Su determinación lo hace cada vez más grande y eso que su físico, junto a su peso, es muchas veces un problema ante jugadores como Durant y compañía. Sobresaliente.
Juan Carlos Navarro era el recambio de Llull, como Víctor Claver era el de Rudy salvo que se jugara con tres pequeños. Juan Carlos asumió un papel diferente al de otros campeonatos, su edad y sus lesiones le han condicionado en los últimos años, sin duda es una mala combinación. De todas formas asumió su rol, defendió las líneas de pase como un auténtico poseso e intentó ayudar al equipo, se probaba con su tiro y si no estaba acertado se iba para dentro a buscar sus "bombas". Creo que su participación hace que Pau se sienta más cómodo en este equipo, son compañeros desde muy pequeños, y me parece que ese rol que supo asumir no es tan sencillo para un jugador en explosión. Ha cumplido un ciclo excepcional para nuestro baloncesto y le debemos estar muy agradecidos.
El valenciano Víctor Claver fue, por lo menos para mi, una de las sorpresas positivas. Creo que incluso debió jugar más minutos y ayudar más en la rotación de Mirotic. Está enorme, de tamaño y juego, ayuda en el rebote, defiende a exteriores e interiores, tira con acierto y no comete esos errores de los que antes muchos se reían. Hoy es un jugador que se ha consolidado, el Barça ha pagado dos millones de euros por él, y su papel en esta selección empezará a ser importante. Ya era hora.
Creo que los puestos de exteriores con Llull, Rudy, Claver, Abrines, San Emeterio, Ribas, Abalde y alguno que seguro me dejo en el tintero, está más que cubierto para próximos campeonatos.
En el juego interior está Pau Gasol y con eso está casi todo dicho, él marca la diferencia y además ha dicho que no se retira, ha firmado dos años más con los Spurs de San Antonio y él ya hadicho que siempre que pueda jugará con nuestra selección. 
Es tremendo, en la historia de nuestro baloncesto no ha existido un jugador como él. Juega de espalda, de frente, tira de donde quiere, defiende, intimida, tapona y además se regula todo lo que puede, que es muy complicado. Él es capaz de poner un tapón en defensa y llegar de 5º hombre para anotar un triple frontal, eso si no cambia el balón de lado para jugar un bloque directo con cualquiera de sus continuaciones, un auténtico "Espasa Calpe" del baloncesto. 
Su falta de descanso le pasó factura en momentos delicados, quizás fue uno de los errores de Sergio Scariolo, pues además Hernangómez aportó mucho en todos los aspectos. Algún tiro libre errado o algún problema defensivo o en el rebote en momentos importantes, era donde único se podía ver que tiene 36 años. 
Yo creo que si hubiese jugado algún rato con Willy, como lo hacía con su hermano Marc, hubiese sido espectacular, además, como con Calderón, el equipo estuvo muchos minutos en zona y ahí no hubiese tenido problemas para defender a cuatros pequeños y rápidos. Aunque es verdad que la falta de mano de Willy le hubiese condicionado sus espacios. Sin duda, ha sido y es nuestro santo y seña desde hace muchísmos años y los que rezamos tenemos que seguir haciéndolo para que las lesiones lo respeten y podamos seguir disfrutando de su juego.
Mirotic era el encargado de dejarle el campo abierto a Pau con su tiro exterior y su juego fue mucho más irregular de lo esperado, Nicola es un excelente jugador que necesita anotar para sentirse bien y eso condiciona mucho al resto. 
Creo que tiene potencial y juego para hacer muchas más cosas de las que aportó, él sabe jugar de espaldas y apenas uso ese recurso, exactamente igual le pasa con el rebote, donde le falta agresividad bajo ambas canastas, pero también es verdad que con la baja de Marc esta era su primera experiencia como primer espada, bajo ese punto de vista creo que cumplió con creces y lo que es mejor nos da mucha seguridad para el futuro.
Felipe Reyes era el tercer estandarte que quedaba de la fabulosa "Generación del 80" y también era el tercer hombre grande en la rotación interior. Creo que Felipe, como Juan Carlos Navarro, cumplió con su rol asignado. A él, estas temporadas tan largas, con apenas vacaciones, ya se le hacen muy duras por su forma de jugar y pelear en cada acción. Le faltó chispa en algunos momentos y algo de garra en la pelea con los americanos, pero habría que ponerse en su papel para hacer una valoración más real. Será difícil encontrar su relevo natural para la selección y para nuestro baloncesto, lo que él hace es muy complicado de hacer, un partido si y otro también, ese imán para el rebote es algo innato y muy difícil de generar con entrenamiento.
Creo que la gran sorpresa en el juego interior la dio Willy Hernángomez, su escasa presencia en el juego del Real Madrid esta temporada no parecía darnos garantías. Todo lo contrario, lo poco que jugó, algo más de diez minutos de media por partido, lo hizo muy bien. 
Aportó físico, presencia, intimidación, puntos, rebotes y defensa de equipo, tanto en zonas como en individual. Creo que si hubiese jugado más habría cumplido de sobra, pero la presencia de Pau Gasol le condicionaba. Jugará en la NBA la próxima temporada, yo espero que sea así, que juegue y que crezca, su aportación en el futuro de la selección será fundamental.
Ese futuro y en esa posición creo que está más que bien, está muy bien. Pau jugará mientras quiera y tener otra vez a Marc Gasol, la opción de Ibaka o Nikola Mirotic, Willy Hernágomez, su hermano Juancho que también jugará en la NBA, Pablo Aguilar, Antelo, Ilimane Diop, Xavi Rey... Me parece que es una posición bastante bien cubierta en los próximos tiempos. Exactamente igual que la de base, con Ricky Rubio, Sergio Rodríguez, Sergio Llull, Guillem Vives...
Ahora viene lo malo, por decirlo de alguna manera. A mi me parece, y es mi humilde opinión, que una vez más se fracasó estrepitosamente en la planificación de estos Juegos Olímpicos
Entre las "pachangas" jugadas en su famosa Ruta Ñ y sus líos con los seguros de sus primeros espadas para empezar a entrenar, el equipo llegó a Río para jugar tres partidos de preparación antes de enfrentarse a Lituania y ese detalle se pagó con la posible medalla de plata, que sin duda hubiese sido un mayor reconocimiento a nuestro baloncesto. La FEB, antes y ahora, antepone el negocio al equipo y sobretodo al rendimiento del mismo. Menospreciar a equipos como Croacia o a la anfitriona Brasil nos supuso dos derrotas con las que creo no se contaban. Supongo que algo de culpa, por aceptarlo, también tiene el entrenador, pero todos los que hemos trabajado a cierto nivel profesional sabemos que hay cosas con las que no se pueden luchar.
La FEB que con esa Ruta Ñ cada verano recauda una importantísima cantidad de dinero no suele invertir ese dinero en potenciar unas ligas españolas que cada año, y poco a poco, se van desangrando de manera escandalosa. Ya no en el baloncesto femenino como comenté en la anterior entrada, que eso es muy fácil de ver y comprobar, sino en nuestras ligas domésticas de las que solo le interesan los ingresos económicos por avales para jugar, por cuotas de inscripciones y por arbitrajes. El resto les interesa poco o muy poco, encontrar cada año inquilinos para jugar en las ligas LEB o en los diferentes grupos de EBA es una auténtica odisea para esos profesionales, que por cierto son de los pocos a los que no les ha afectado la crisis del país en ningún momento, y que no han logrado ningún avance positivo con la ACB para los ascensos, una rémora de especial nivel para los equipos de LEB Oro que juegan sin incentivos de ascenso o lo que es peor, solo por no descender deportivamente a la LEB Plata.
Ahora llega el momento de Jorge Garbajosa y Jose Montero, aunque no se muy bien en que orden, y si atiendes a lo que escriben otros sobre lo que le debe Garbajosa a José Luis Sáez, es para echarse a llorar, pues su posible independencia estará cuestionada en todo momento. De los otros que en teoría están por debajo, esos a los que la crisis les pasó de largo, es mejor no escribir. Ellos eligen y deciden, aunque hasta unos horas antes de las elecciones estaban en la "otra" candidatura a la presidencia. Sus amigos, sus conocidos y otros estómagos bien agradecidos, estarán en los puestos técnicos de importancia de nuestro baloncesto y eso también me parece que cambiará poco. 
Termino diciendo que nuestro baloncesto tiene buenísima salud, y no es precisamente gracias a la FEB, sin desmerecer la venta de la imagen del baloncesto que han hecho en beneficio propio, que me parece que las nuevas generaciones han tenido y tienen unos excelentes referentes deportivos. Que ahora es el momento de vender algo más que imagen y mercadotecnia, que es el momento de ayudar a nuestro baloncesto de formación, a nuestras ligas intermedias y profesionales o semi-profesionales, buscar acuerdos con la ACB que mejoren esas relaciones por encima de los intereses económicos de la FIBA o de las propias ACB o FEB. 
Yo conocí hace muchos años, entrenaba todavía en Tenerife, a un joven Jose Montero que apuntaba a figura y que luego lo logró gracias a su trabajo, fue toda una estrella internacional de nuestro baloncesto, con su sacrificio y esfuerzo por delante. Yo espero que de a nuestro baloncesto lo que se merece, él tiene capacidad para hacerlo, ahora es el momento de demostrar que también tiene independencia. 
De Jorge Garbajosa puedo escribir menos, como entrenador me enfrenté a él muchas veces, pero la verdad es que no lo conozco como para escribir nada malo de él, espero que disipe esas dudas que unos y otros le han puesto para trabajar por nuestro baloncesto de otra manera. Él conoce muy bien y por dentro nuestro baloncesto, ha trabajado con el equipo anterior, incluso ha sido su imagen, ahora es el momento de desmarcarse y hacer lo que el baloncesto modesto espera de él, lo otro está muy claro que está hecho y casi muy bien hecho.
Si en la entrada anterior el tema musical era de Bob Marley, "No Woman, No Cry", en la voz de The Fugees, ahora toca otra maravilla del genio jamaicano, "I Shot The Sheriff", en la voz de Eric Clapton. Disfrutar y no preguntarme el porqué deste tema...